Limpieza Energética de Vuestro Hogar

Qué debemos tener en cuenta a la hora de limpiar nuestro hogar energéticamente:

  • Ventilar alrededor de 5 minutos cada día.
  • Realizar al menos 2 veces al año limpiezas más profundas, sobre todo en los lugares donde se acumula el polvo, por ejemplo en las puertas, marcos, fondos de armario, etc..
  • Ordenar en general, las energías densas se sienten más a gusto con el desorden y la suciedad.
  • Quemar palo santo o copal en cada estancia cerrando ventanas y puertas en cada estancia, tiene que quedar bastante humo. Súper importante son las esquinas de las estancias, ahí se suele acumular mucha energía estancada, poner más cariño en esas zonas. Cuando se haya ahumado lo suficiente cerráis la puerta y pasáis a la siguiente estancia. Una vez finalizada todas las estancias abrir bien las ventanas permitiendo que se ventile, al menos 10 minutos. También se puede utilizar artemisa, salvia, si os es más fácil encontrarlas.
  • El Sonido, es uno de los métodos de limpieza más antiguos, cuencos tibetanos, campanillas, música clásica, tambores…
  • Al fregar el suelo en una limpieza energética se tiene que hacer con agua, sal y vinagre. Y de dentro hacia afuera, es decir de la parte más alejada de la puerta de la entrada hacia la puerta de la entrada. Es posible que en alguna zona os cueste más pasar la fregona, ahí nos está avisando que hay residuos energéticos que hay que poner más énfasis en limpiar. En ese caso os recomiendo poner una barrita de incienso, copal o palo santo en esa zona en concreto una vez se ha fregado el suelo.

¡Y lo más importante de todo es hacer la limpieza de forma consciente escuchando que os dice vuestro hogar mientras lo estáis saneando!

¡Os deseo una limpieza saludable!

Mónica

 

 

Deja una respuesta

X